18. ago., 2019

¿Puede "detener" cualquier persona?

Sí, la Ley de Enjuiciamiento Criminal (Lecrim) en su artículo 490 establece que podrá detener (no hay obligación) cualquier persona particular que:

1. Intentara cometer un delito, en el momento de cometerlo.
2. Al delincuente in fraganti.
3. A la persona que se fuera de un establecimiento penal en el que se halle cumpliendo una condena.
4. Al que se fuera de la cárcel en la que estuviera esperando su traslado a un establecimiento penal en el que cumplir la condena impuesta.
5. De igual forma aquel que se fugara mientras se realice su traslado.
6. Al que se fugare estando detenido por una causa pendiente.
7. Al procesado o condenado que estuviera en situación de rebeldía.
 
En cualquier caso de los anteriores la persona que detuviera a otra tendrá que justificarlo y entregarla inmediatamente a las autoridades o al juzgado de instrucción. No estando obligado a detener si no quiere hacerlo.