18. ago., 2019

Estafa

Ya sea por internet, o por cualquier otro medio, si alquilas un piso para tus vacaciones, y luego resulta que el mismo no existe, sufres una cancelación por sorpresa, o el arrendador desaparece una vez que le has pagado, estás siendo víctima de un delito de estafa.

La estafa está penada con hasta 6 años de prisión, siempre que lo estafado sea superior a 400 euros.

En caso de estar por debajo de 400 euros, estaríamos ante un delito leve de estafa, con una pena máxima de 3 meses de multa.