9. ago., 2019

Razonamiento

Para que el acoso sexual sea una conducta que justifique el despido disciplinario, debe producirse en el contexto de la relación laboral, porque si se produce fuera del lugar de trabajo el empresario carece de legitimación para utilizar su poder disciplinario.